Saltar al contenido

Consejos para familiares de enfermos de Alzheimer

Si estás aquí buscando consejos para familiares de enfermos de Alzheimer los has conseguido, pero antes te hablaremos un poco de la enfermedad para entrar en sintonía.

El Alzheimer es una enfermedad del cerebro que se relaciona directamente con la memoria del paciente, además esta enfermedad es degenerativa e incurable, prácticamente consiste en la muerte progresiva de las neuronas en el cerebro.

Los pacientes de Alzheimer raras veces mejoran, pero con el apoyo de la familia y la ayuda profesional adecuada los individuos pueden tardar años antes de llegar a estados críticos.

El Alzheimer es el tipo de demencia más común y como tal afecta además de la memoria, a ciertos patrones conductuales del individuo, por lo que perjudica el diario vivir del paciente.

Tiende a presentarse en personas de edad avanzada, aunque hay casos excepcionales que se presentan en personas a partir de los 40. Esta enfermedad es terminal, así que desde el momento del diagnóstico hay que ponerse en marcha.

Alrededor de 43.6 millones de personas padecen de demencia y como la mayoría de los pacientes de Alzheimer viven en sus casas afectan a muchas familias y cuidadores, ya que necesitan cuidado constante para que no hagan daño sin querer a otros o a sí mismos.

Así que si eres familiar de un paciente del Alzheimer y deseas involucrarte en el cuidado de esa persona especial hay un par de consejos que te será muy útiles.

Consejos para familiares de enfermos de Alzheimer

Consejo 1. La paciencia no es una virtud, aquí es “La virtud”.

Los enfermos de Alzheimer tienden a perder en primera instancia la memoria a corto plazo, por lo que realizar sus actividades diarias se les es en muchos casos problemático o imposible a veces.

También teniendo en cuenta que no solo se trata de pérdida de memoria, si no de cambios de humor, desorientación y dificultades para concentrarse, ya sea en una charla coherente o en una actividad, debemos ser pacientes.

La paciencia acompañada de aceptación es la clave de los consejos para familiares de enfermos de Alzheimer si quieren entrar al combate.

Las actitudes del enfermo no atenderán a la lógica muchas veces y pueden llegar a estar irascibles con frecuencia. En estos casos responder a las riñas de forma impaciente solo empeorará las cosas.

Consejo 2. Reconfigurar la forma de comunicarse.

Demencia, una terrible enfermedad
Los enfermos se sienten desorientados.

Cuando nos dirigimos a un paciente de demencia nuestro lenguaje debe adaptarse al momento.

Hablar despacio y de forma muy clara es fundamental en la comunicación con el paciente de Alzheimer. Además tratar de que las oraciones sean cortas, con palabras simples y con pocos distractores ambientales (Sonidos elevados alrededor del paciente cuando se esté hablando con él/ella).

Prestar atención a lo que le preocupa al enfermo es importante, hacer un esfuerzo extra por entender nunca está demás. Recuerde que el enfermo de Alzheimer tiene la tendencia a comunicarse menos y a usar menos palabras producto del mismo trastorno.

Consejo 3. Tú eres su memoria a corto plazo.

Cuando cuidas de un paciente de Alzheimer es muy recomendable “recalcar” dónde está, qué es lo que está haciendo, que vamos a hacer luego, quien ha cocinado para él/ella.

Todo esto de la forma más amable que sea posible, recuerde que si le transmite confianza y amor al paciente, con frecuencia se mostrará más abierto y calmado con usted.

Consejo 4. Que no sea una lucha individual.

Cuando se trata de cuidar a un familiar de Alzheimer hablamos de una labor titánica, hacerlo solo terminara con el deterioro del paciente y del cuidador.

Asegúrate de involucrar a la mayor cantidad de familiares posibles en el cuidado de su ser querido. De no ser posible es recomendable buscar ayuda de un asistente médico especializado.

Puede parecer una tarea sencilla al inicio, pero es una guerra de desgaste absoluto y la enfermedad por terrible que parezca no se va a rendir, hay que buscar aliados.

Consejo 5. Fijar las rutinas adecuadas.

Mantener algo a lo que aferrarse es absolutamente sano para el enfermo de Alzheimer, por lo que establecer una rutina de actividades sencillas que seguir diariamente es bastante beneficioso tanto para el enfermo como para el cuidador.

Las cosas nuevas tienden a confundir al paciente, aumentando los problemas de conducta asociados a la demencia. Establecer un patrón ayuda a controlar el ánimo general del paciente quien se siente más seguro.

Una enfermedad que requiere esfuerzo
Hay que reducir el deterioro del paciente

Consejo 6. Las tareas y la autonomía del paciente.

Cuando tenemos a un paciente de Alzheimer podemos creer que hacerlo todo por ellos los ayudas, además verlos hacer mal actividades que hacían con frecuencia fomenta aún más esta creencia, pero la verdad es que eso no es así del todo.

Una vez que establecimos una rutina para el paciente, con actividades fáciles de realizar y que además le agradan, debemos asegurarnos de que ellos puedan hacer la mayoría de ellas sin ayuda.

Crear esa independencia parcial los ayuda a fomentar la seguridad en ellos mismo y a mantener por mayor tiempo sus habilidades funcionales.

Hay que incentivarlos a realizar ciertas tareas por ellos mismos, como vestirse hasta que se les sea posible, ayudar con la mesa…

Consejo 7. Cuidas del enfermo cuidando de ti.

Todo el que tiene un familiar enfermo de Alzheimer sabe lo mucho que puede desgastar esta enfermedad a los familiares y a los cuidadores en general. Por eso no se descuide usted mismo por cuidar al enfermo.

Asegurarse de tener en la planificación de la enfermedad tiempo para uno mismo no es ser egoísta, es pensar también en el paciente. Recargarse de energía social con los amigos o hacer actividades personales que nos agraden.

Mantener la motivación es vital si queremos resistir los embates de la enfermedad, por eso no olvides nunca de cuidar de ti mismo.

Consejo 8. Estimular la actividad cerebral.

Hacer recordatorios con fotografías u objetos significativos para el paciente puede ser bastante beneficioso.

Actividades de ejercicio mental, como la clasificación de botones (o monedas), cuentas fáciles de matemáticas, crucigramas y sopas de letras. Pero al realizar estas actividades no te olvides del trato adecuado, evitar las horas de la tarde y preferiblemente hacerlo en un lugar específico de la casa cada vez.

Esta condición es un mundo, pero esperamos que estos consejos para familiares de enfermos de Alzheimer te sean útiles.

Cuéntanos cómo te sientes al respecto de esta enfermedad y qué actividades emprenden en tu caso para así aumentar la lista de consejos para familiares de enfermos de Alzheimer… ¡Ayudar es tarea de todos!

 

Es importante que no pierdas los estribos, debes ser consciente en todo momento de que el o ella no tiene la culpa y por mucho que lo intente hay cosas que no puede recordar. Ademas es importante que tu mismo o tu misma mantengas saludable tu mente y evites entrar en cuadros depresivos en consecuencia de ello.

Si resulta ser que te a afectado muchísimo esta situación, puedes ingresar aquí http://consejos-de.com/consejos-para-una-persona-deprimida/ y te ayudaremos a encontrar una solución.